spot_imgspot_img

Dr. Garber explica

Dr. Miguel Garber
Dr. Miguel Garber

Por: Dr. Miguel Garber

Especialista en Cardiología, Sexología, Administración de Salud y Medicina Interna

 

P: Disfruto de escuchar música cuando me siento triste. ¿Esto puede ser un signo de depresión?

R: Cuando estamos tristes, los niveles de la hormona prolactina aumentan. Se produce un efecto psicológico de consuelo, de manera que esta hormona nos ayuda a sentirnos mejor. Las personas que sintetizan una mayor cantidad de prolactina, sienten más placer e incluso disfrutan escuchando canciones de contenido triste. Sin embargo, las personas que tienen la hormona prolactina baja, solo sienten empatía con la tristeza e incluso se deprimen cuando escuchan este tipo de melodías.

P: ¿La frecuencia de la actividad sexual disminuye con la edad?

R: En general, la actividad sexual disminuye con la edad, especialmente en mujeres. Entre las razones que explican este hecho se destacan la presencia de dolor durante las relaciones íntimas  y normas culturales conservadoras que llevan a reprimir los sentimientos y las necesidades sexuales. El significado que se da a la sexualidad juega un rol importante. Un ejemplo de esto es que cuando las mujeres envejecen le dan menos importancia a las relaciones sexuales y más valor a la compañía, afecto e intimidad.

P: ¿Por qué nos tocamos la zona adolorida después de recibir un golpe?

R: Estudios científicos han demostrado que cuando duele alguna parte de nuestro cuerpo, colocar las manos sobre la zona afectada alivia el dolor. Sin embargo, cuando otra persona toca el área de la zona afectada no se experimenta ningún alivio. Esto se debe a que los niveles de dolor agudo no dependen solo de las señales enviadas al cerebro, sino también de cómo el cerebro integra estas señales en una representación coherente del cuerpo como un todo, y eso se consigue tocándose uno mismo la zona dolorida.

P: Sentir asco y repugnancia, ¿tiene algún efecto beneficioso en nosotros?

R: Sentir asco y repugnancia es bueno para la salud, dado que ayuda a diversas especies, incluido el ser humano, a reconocer y prevenir enfermedades. Gracias a la sensación de asco desarrollamos un comportamiento higiénico que reduce nuestro contacto con patógenos que podrían causarnos enfermedades diarreicas, infecciones del tracto respiratorio, sarampión, tuberculosis y parásitos, entre otras. Sin el asco y las conductas higiénicas que este provoca, las enfermedades infecciosas causarían mucha más mortalidad. Recordemos que la simple medida de lavarse las manos con jabón es capaz de salvar un millón de vidas al año. 

P: ¿Los gases que emanan los tubos de escape de los automóviles son tóxicos?

R: Sí. Además de ser molestos, desprenden sustancias químicas muy desagradables que se producen al quemarse la gasolina. Tienen la particularidad de dañar el epitelio de los vasos sanguíneos aumentando la formación de lesiones las cuales generan la producción de coágulos de sangre. Estos a su vez pueden producir lesiones miocárdicas isquémicas severas tales como lesiones cerebrovasculares o pulmonares, por lo que la contaminación con estos gases no solo afecta al pulmón sino también a los vasos sanguíneos del corazón y del cerebro.

P: ¿Qué significa “abuelos golondrinas”?

R: Dado el avance de las tecnologías y la globalización, las familias hoy en día tienden a dispersarse emigrando a diferentes estados y/o países. Así es que surgen los llamados “abuelos golondrinas” que son esas parejas mayores que deben ir cambiando de domicilio para poder pasar tiempo con los nietos en diferentes ciudades. Estas personas pueden sufrir estados de ansiedad por trastornos de adaptación al medio, además del cambio de médico primario constante.

P: ¿Qué efecto produce la sauna en el cuerpo?

R: La sauna es un baño de calor seco en una habitación cerrada. El calor proviene de una estufa de leña o de una resistencia eléctrica con un recipiente con piedras calientes que se rocía con agua para generar vapor. La temperatura varía de 80 y 100º. Sus efectos son: relajación muscular, sudoración con apertura de los poros eliminado su contenidos, aumento de las defensas inmunológicas y vigorización del corazón.

P: ¿Por qué el café nos desvela?

R: La cafeína del café es una sustancia que se une a dos proteínas —los receptores A1 y A2A— localizados en la superficie de ciertas células nerviosas que controlan los movimientos voluntarios. El resultado es el bloqueo de esta pareja de receptores que en esta situación son incapaces de detectar la adenosina, un neuromodulador que posee un potente efecto sedante.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD