Manténgase activo para tener un corazón sano

• marzo 6, 2018 • Comments (0)

La prensa, su doctor y hasta los anuncios en los autobuses hablan a menudo de cuán importante es tener un corazón saludable y prevenir enfermedades cardíacas. Sin embargo, muchas personas, entre ellas los hispanos, siguen en riesgo de contraerlas.

Estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que alrededor del 23 por ciento de los latinos en Estados Unidos tiene presión arterial alta, lo cual, sin tratamiento, puede provocar un derrame cerebral, y casi un nueve por ciento padece alguna dolencia cardíaca.

Sin embargo, usted puede disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca de diversas maneras, y una de las más importantes es la actividad física. Se recomienda que los adultos hagan al menos dos horas y 30 minutos de actividad física de intensidad moderada cada semana. Por ejemplo, caminar a paso ligero de modo que el corazón se acelere, la sangre fluya y usted se quede un poco sin aliento. Si no dispone de mucho tiempo, trate de dividir la actividad física en tres intervalos diarios de 10 minutos cada uno y aun así beneficiará la salud de su corazón.

Cuáles son los beneficios de la actividad física

Cuando se hace regularmente, la actividad física le da un impulso positivo a su corazón y a todo su cuerpo. Acelerar el ritmo cardíaco y sudar un poco:

  • fortalece los músculos del corazón;
  • mejora la circulación o flujo sanguíneo;
  • disminuye los niveles de presión arterial y colesterol;
  • ayuda a controlar el peso.

Cómo ser más activo cada día

Además de esforzarse para hacer al menos 150 minutos de actividad física cada semana, es importante, dentro de lo posible, evitar el sedentarismo. Para esto, cada vez que pueda opte por añadir actividad física en su vida cotidiana, por ejemplo al:

  • usar las escaleras;
  • usar la impresora más alejada de su escritorio en el trabajo;
  • bajar del autobús o del metro una parada antes;
  • aparcar en el espacio más alejado de la puerta;
  • caminar mientras habla o tiene reuniones por teléfono;
  • realizar actividades con sus hijos, como jugar al aire libre;
  • planear vacaciones que incluyan actividades físicas;
  • jugar al fútbol o tomar una clase de Zumba con amigos en lugar de reunirse para tomar una copa o comer;
  • poner un poco de música y bailar.

Consulte con su médico

Algunas actividades físicas son adecuadas para la mayoría de las personas. Sin embargo, si usted tiene una dolencia crónica, como problemas cardíacos, artritis o diabetes, hable con su médico sobre el tipo y la cantidad de actividad apropiados para su salud.

Hacer de la actividad física parte de su vida cotidiana beneficiará su salud, especialmente su corazón, de muchas maneras.

Fuente: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre

Tags: , , , ,

Category: Cardiología, Salud Mundial

Comments

Comments (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

There are no comments yet. Why not be the first to speak your mind.

Go Ahead, Speak Your Mind




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

Escriba el código de la imagen *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD

%d personas les gusta esto: