Protégete contra la Culebrilla ¡Ahora son dos dosis!

• junio 27, 2019 • Comments (0)

culebrilla-voces-reportemedico

Todo adulto sano de 50 años de edad o más, que haya recibido previamente una dosis de la vacuna de virus vivo contra la culebrilla, debe  ahora recibir las dos dosis de la nueva vacuna, que desde 2017 el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) recomienda, por tener una eficacia de más de 90% contra esta dolorosa enfermedad.

La nueva vacuna contra la culebrilla se administra en una serie de dos dosis y protege no solo contra la culebrilla, si no contra el dolor neuropático de largo plazo (neuralgia post-herpética). La segunda dosis se debe recibir entre dos a seis meses después de la primera.

Se calcula que una de cada tres adultos contraerá Herpes Zóster (culebrilla) en algún momento de su vida. Esta enfermedad representa un riesgo más elevado para las personas mayores de 60 años. La vacunación es la única manera de reducir el riesgo de contraer la dolorosa enfermedad de Culebrilla y evitar sus complicaciones.  Algunas de ellas: problemas en la vista, neuralgia post-herpética, encefalitis, y en casos muy poco frecuentes, la culebrilla también podría causar la muerte, entre otras afecciones.

Lilliam Rodríguez Capó, fundadora y Principal Oficial Ejecutiva de VOCES Coalición de Vacunación de Puerto Rico, advierte de las consecuencias de la Culebrilla y exhorta a la población adulta, cuidadores y familiares a prestar atención a este llamado a la vacunación para estar protegidos.

Si tuvo varicela, el virus zoster permanece vivo, puede activarse y provocar culebrilla en cualquier momento. El riesgo aumenta con la edad. Personas que viven con condiciones crónicas como la diabetes son especialmente susceptibles a que el virus se active causando la culebrilla.

Las dos dosis de la nueva vacuna están incluidas dentro de la cubierta Parte D de Medicamentos Recetados de Medicare (o Plan Advantage) y por la mayoría de los planes médicos privados. Al estar incluida en la cubierta de farmacia, se requiere una receta médica y por tratarse de dos dosis requiere una repetición o una segunda receta.

Anteriormente, la vacuna de virus vivo atenuado (Zostavax) ofrecía el único mecanismo de protección contra la culebrilla. Su indicación en una dosis única se restringía a partir de los 60 años, permitiendo que solo adultos con historial previo de herpes zoster o culebrilla pudieran vacunarse entre los 50 y 60 años con debida justificación médica.  La vacuna de virus vivo contra la culebrilla ofrece un 30% de protección contra este mal y hasta un 70% de protección contra la neuralgia post-herpética, una inflamación permanente y dolorosa de los nervios que se conoce como una de las complicaciones más comunes y temidas de la Culebrilla por sus efectos incapacitantes.

La nueva guía para la prevención de la culebrilla, aprobada por la Food and Drugs Administration (FDA) y recomendada por el Comité Asesor en Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), indica dos dosis de la nueva vacuna recombinante ayudada entre dos a seis meses para todo adulto de 50 años o más. La efectividad de la nueva vacuna es tan notable que se recomienda aún para aquellos adultos que ya recibieron la vacuna de virus vivo.

Solicite a su médico la receta de la vacuna y adquiérala en su farmacia certificada en inmunización favorita. Tenga presente que co-pagos o deducibles pueden aplicar dependiendo de su cubierta.

Cualquier persona que haya tenido varicela, todavía tiene el virus en su cuerpo en un estado inactivo (latente), pero puede volver a activarse más tarde y causar herpes zóster.

Una de las consecuencias más lamentables de no vacunarse, es que la culebrilla puede repetir. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC,) aseguran que las vacunas son muy seguras y cada año se inmunizan millones de personas en forma segura.

VOCES promueve la  salud y que se evite un desenlace fatal en la vida de las personas mediante la educación sobre enfermedades prevenibles a través de la vacunación. Protéjase contra la culebrilla y evite sus complicaciones.

Para más información visite www.vocespr.org/culebrilla o llame al 787-789-4008.

Datos sobre culebrilla
  • Las ampollas son contagiosas por contacto directo (en general en los primeros 7 días), y pueden pasar de una persona a otra. Si el virus pasa de una persona con herpes zóster a otra que nunca ha tenido contacto con el virus, el cuadro que le produce es una varicela. El virus no se contagia a través de la respiración, la tos o el contacto casual. Por ello, la enfermedad sólo es contagiosa en fase ampollosa, y no en las fases prodrómica, cicatricial o post-herpética.
  • La culebrilla causa dolor incapacitante que afecta la calidad de vida de quienes lo padecen. Algunas personas pueden experimentar complicaciones que perduran después de sanarse la erupción, como cicatrices permanentes o cambios en el color de la piel, o una neuralgia (dolor en los nervios) que puede durar meses  incluso años. La persona se aísla, sufre rechazo y los cambios de su físico y dolor puede afectar su diario vivir drásticamente y llevarle una depresión.
  • Picoreshormigueos y dolor que puede llegar a ser extremo, todo ello en la zona del nervio afectado, donde aparecerá la erupción cutánea. Este dolor puede presentar múltiples características, como punzante, urente, picante, y se suele desarrollar en brotes agudos y exacerbaciones.
  • La fase posterior constituye el desarrollo del característico rash cutáneo. Las lesiones comienzan como manchas  que pasan a vesículas distribuidas en dermatomas, comúnmente en un patrón que simula un cinturón y sin pasar la línea media del cuerpo. Las regiones más comunes son la región media del tórax y la zona oftálmica de la cara. Las vesículas se van transformando en ampollas llenas de un fluido seroso, son generalmente dolorosas. Ocasionalmente, el contenido de las vesículas puede ser hemorrágico (sanguinolento), y estallar en un plazo de 7 a 10 días. Cuando esto ocurre, resuelven con cicatriz e hiperpigmentación.
  • Una de las complicaciones de la culebrilla es la terrible neuralgia post-herpética, responsable de inflamaciones que causan dolor agudo e intenso que puede durar meses o incluso años.
  • El paciente que sufre de Herpes Zoster Oftálmico, debe visitar lo antes posible al médico especialista en salud visual, oftalmólogo, para así poder determinar si el ojo está envuelto en la infección viral. El virus de la zoster puede envolver todas las capas del ojo y los párpados. Se ven lesiones benignas que no tendrán consecuencias visuales, como lesiones en los márgenes de los parpados, perdida de pestañas, conjuntivitis viral. Complicaciones más serias que podrían tener repercusiones permanentes en la visión se ven frecuentes como úlceras en la córnea, según la Sociedad Puertorriqueña de Oftalmólogía, y disminución sensorial en la córnea puede llevar a úlceras neurotróficas.

 

Tags: , ,

Category: Epidemiología, Evento

Comments

Comments (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

There are no comments yet. Why not be the first to speak your mind.

Go Ahead, Speak Your Mind




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

Escriba el código de la imagen *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD

%d personas les gusta esto: