¿Cómo saber si padeces estrés laboral o Síndrome de Burn Out ?

• enero 3, 2014 • Comments (0)

burn-out-reportemedico

Lcda. Evangelina Aronne Psicóloga

Lcda. Evangelina Aronne

Por: Evangelina Aronne, Psicóloga

El Síndrome de Burn Out es una patología severa que suele derivarse de estrés laboral. Es un cuadro crónico en el que se experimenta agotamiento emocional, falta de realización y despersonalización

* Agotamiento emocional: cuando aparece una disminución y/o pérdida de los recursos emocionales.

* Despersonalización o deshumanización: cuando aparecen actitudes negativas, de insensibilidad.

* Falta de realización personal: suele evaluarse el trabajo de forma negativa, con vivencias de insuficiencia profesional y baja autoestima personal.

Características Generales

1. Aparece de forma brusca: de un día para otro, lo que varía es la intensidad dentro del mismo individuo. Es frecuente que sea difícil precisar hasta qué punto padece el síndrome o es el propio desgaste profesional, y dónde está el límite entre una cosa y la otra.

2. Negación: se tiende a negar, porque que suele vivirse como un fracaso profesional y personal. Los compañeros son los primeros que lo notan y esto es muy importante para un diagnóstico precoz.

3. Fase irreversible: entre el 5 y el 10% de los casos del Síndrome, resulta irreversible. Por lo tanto, es importante la prevención ya que, normalmente, el diagnóstico precoz es complicado y la línea que separa el desgaste del Burn Out es muy delgada.

Los síntomas observados pueden evidenciarse como:

1. Físicos: fatiga, problemas del sueño, dolores de cabeza, impotencia, gastrointestinales, etc.
2. Emocionales: irritabilidad, ansiedad, depresión, desesperanza, etc.
3. Conductuales: agresión, actitud defensiva, cinismo, abuso de sustancias, etc.
4. Relacionados con el trabajo: absentismo, falta de rendimiento, robos, etc.
5. Interpersonales: pobre comunicación, falta de concentración, aislamiento, etc.

El sentirse usado, menoscabado o exhausto debido a las excesivas demandas de energía, fuerza o recursos personales, crea además intensas repercusiones en la persona y en su medio familiar. Estados de fatiga o frustración son el resultado de la devoción a una causa, estilo de vida, o relación que fracasó en producir la recompensa esperada. La progresiva pérdida del idealismo, de la energía y el propósito que experimentan muchos profesionales son el resultado de sus condiciones de trabajo. El Síndrome de Agotamiento es el último paso en la progresión de múltiples intentos fracasados de manejar y disminuir una variedad de situaciones laborales negativas.

La lista de síntomas psicológicos que puede originar este síndrome es extensa. Pueden ser leves, moderados, graves o extremos.

Manejo del Síndrome de Burn-Out

El manejo de este síndrome, según Gómez Sancho y Bondjale Oko, opera en varios niveles:

 1. Gestión individual:

Trabajar mejor en vez de más; realizar pequeños cambios que pueden hacer el trabajo menos estresante y más eficiente. Maslach recomienda una serie de estrategias que pueden ser útiles:

▪ Establecer objetivos realistas, conseguir cosas factibles y realistas teniendo en cuenta nuestra capacidad y nuestras limitaciones.
▪ Realizar lo mismo de forma diferente, intentar huir de la rutina. Esto proporciona psicológicamente un mayor sentido de autonomía y de libertad personal.
▪ Hacer una pausa, darse un respiro o reflexionar antes de dar una respuesta a una pregunta impertinente.
▪ Tomar las cosas con más distancia. El agotamiento emocional aumenta cuando se implica demasiado con la gente, tomar una cierta distancia puede ayudar, procurar no llevarse el trabajo a casa, ni en las manos ni en la cabeza.

2. Cuidarse a uno mismo además de a los otros:

▪ Acentuar los aspectos positivos, pensar en los éxitos y gratificaciones personales que obtenemos de nuestro trabajo, así contrarrestaremos las frustraciones y los fracasos.
▪ Conocerse a sí mismo, analizar nuestras propias reacciones y reflexionar sobre las causas de tales reacciones. El autoanálisis debe ser constructivo, no destructivo. Reconocer nuestros límites y aprender de nuestros errores será un paso hacia el crecimiento personal.
▪ Reposo y relajación: la aparición del estrés significa que existe una sobrecarga y será preciso identificar y tratar su causa.
▪ Establecer las fronteras; diferenciar  lo que es el trabajo y lo que es el hogar.
▪ Mantener la vida privada: muchos obtienen una descarga de su tensión con amigos o con una pareja comprensiva. Es importante también tener aficiones que ocupen nuestro tiempo libre y nos ayuden a olvidar el trabajo.
▪ Cambiar de trabajo, aunque sería la última alternativa. Se trata de una decisión que hay que meditar llegado el momento.

3. Gestión social:

En la mayoría de los casos de agotamiento, un buen apoyo es la pareja, los compañeros y los amigos ya que es una ayuda en la reducción de la tensión emocional o ayudándonos a afrontar la situación de forma distinta.

4. Gestión institucional:

Esto depende de las instituciones, más que del propio personal. A veces es muy difícil, pues las instituciones pueden ser muy conservadoras, además de ser los responsables directos de estos cambios. Sin embargo, se consiguen cosas, por lo que hay que poner el esfuerzo en ello. Con más medios, con más recursos humanos, se reduciría el riesgo de llegar a una situación de Burn Out, pero como esto no es fácil de conseguir habrá que utilizar y analizar la manera de mejorar los recursos disponibles:

▪ División del trabajo: que el personal realice diferentes trabajos de vez en cuando, aun en el mismo sector. Esto cambia el hábito y rompe la rutina.
▪ Limitar la contaminación del tiempo libre.
▪ Tomarse periodos de descanso.
▪ Tipo de relación del personal con sus superiores. La incidencia del Burn Out es menor en los trabajadores que tienen buenas relaciones laborales con los superiores y que obtienen de ellos apoyo y reconocimiento.
▪ Análisis de casos puntuales. Aunque se dan consejos generales, en ocasiones es bueno analizar en cada situación individual los factores que en un momento dado pueden provocar un exceso de estrés.
▪ Otras posibilidades son discutir en equipo los casos difíciles, dar  más apoyo o recompensas particulares a los profesionales, promover y favorecer la formación profesional continuada.

Tags: ,

Category: Múltiples Miradas, Psicología

Comments

Comments (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

There are no comments yet. Why not be the first to speak your mind.

Go Ahead, Speak Your Mind




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

Escriba el código de la imagen *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD

%d personas les gusta esto: