spot_imgspot_img

Paternidad responsable

Por: Dr. Saúl Delgado, Pediatra

Libro: Pregúntele a su Pediatra

Traer un hijo al mundo conlleva una gran responsabilidad. Día a día vemos como miles y quizás millones de niños en el mundo entero padecen toda clase de necesidades, debido a condiciones sociales específicas que no proveen un ambiente saludable para el desarrollo de estos.

Los adultos podemos sufrir condiciones de vida que dificultan nuestra lucha diaria, pero no por esto nuestros hijos deben carecer de lo esencial para su desarrollo. Una paternidad responsable es la clave para logro de esto.

La pareja puede tomar algunas medidas para que el ser que traigan a este mundo crezca en un ambiente saludable. La clave está en evaluarnos a conciencia antes de tomar tamaña decisión. Para hacerlo sencillo, debemos contestarnos las siguientes preguntas:

* ¿Estamos seguros del amor que sentimos?

* ¿Queremos traer un hijo al mundo?

* ¿Estamos preparados emocional y físicamente para llevar a cabo esta misión?

* ¿Contamos con los medios económicos para sufragarle al hijo una vida sin penurias?

Abordando un poco en la primera pregunta, creo que esta es la clave más importante. Muchas parejas se dejan llevar por atractivos de índole física y relegan a un segundo plano los valores de índole espiritual, de acoplamiento en las ideas y fines que anidan en cada ser. Cuando los apetitos de índole sexual y física son agotados, de pronto se encuentran ante la realidad de que no hay nada que los una. Es por ello que antes de formar un hogar deben estar seguros de que el amor que se profesan es total y completo.

La segunda interrogante es igual o más importante ya que la decisión de dos adultos afectara para siempre a otro ser: el hijo. Hay que estar muy consciente de todo lo que significa traer un hijo al mundo. Hay que entender que eso impactara nuestras vidas, al igual que la de él, en forma irreversible y que es nuestra la responsabilidad total.

Algunas parejas ni se detienen para analizar si están preparadas para este rol de padres. Hay que estar consciente de que serán nuestras la decisión y responsabilidad. Si el hijo naciera con algunas necesidades especiales o como comúnmente se le conoce “impedido”, no podemos culparlo por ello. En muchas ocasiones, algunos descuidos durante el embarazo son los responsables de esto. No podemos negar nuestra responsabilidad en casos como este.

Todos sabemos el alto costo de vivir de hoy en día. Un nuevo miembro en la familia impactara nuestro presupuesto y hay que estar consciente de ello. Hay que recordar que somos nosotros los responsables y debemos asumir esta responsabilidad a cabalidad. Así es que hay que hacer los ajustes necesarios para proveer a nuestros hijos lo necesario para su desarrollo, aunque esto signifique privarnos a nosotros mismos de algo.

Si la contestación a estas preguntas es en la afirmativa, entonces usted tiene unas grandes probabilidades de traer un hijo saludable y feliz al mundo.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD