spot_imgspot_img

Embarazo en adolescentes

dra.-cynthia-van-pratt-navidad-reportemedico
Dra. Cynthia Van Pratt

Por: Dra. Cynthia Karina Van Pratt Robledo

Ginecóloga y Obstetra

 

“EL EMBARAZO EN LA ADOLESCENCIA ES LA PUERTA A LA POBREZA”.

Esa es una frase que describe un problema general e involucra al sector social y  de salud pública de todos los países. El embarazo en la adolescencia trae consecuencias adversas tanto para la  joven como para la  familia. A pesar de la informembarazo-adolescentes1-reportemedicoación que se difunde en los diversos medios de comunicación sobre medidas de prevención, métodos anticonceptivos o de planificación familiar y la orientación sexual que se imparte en la educación en niveles medio y superior, todavía tenemos una gran cantidad de embarazos de adolescentes cada año.

La fecundidad adolescente es más alta en países en desarrollo y entre clases sociales menos favorecidas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define a la ADOLESCENCIA como el período de la vida en el cual el individuo adquiere la capacidad reproductiva, transitan los patrones psicológicos de la niñez a la adultez y se consolida la independencia socio-económica. Ocurre desde los 10 años de edad y dura hasta los 20.

Sin embargo, este período de la vida se divide en tres etapas:

 1. Adolescencia temprana: comprende de los 10 – 13 años con marcados cambios a nivel biológico, psicológico, intelectual y personal.

 2. Adolescencia media: comprende de los 14 – 16 años. En este período se ha completado el desarrollo y crecimiento en la mayoría de los adolescentes; es la edad promedio de inicio de la experiencia y actividad sexual.

3. Adolescencia tardía: comprende de los 17 – 19 años. Casi no hay cambios físicos. Es la etapa de desarrollar metas en la vida.

Los  adolescentes representan un 20 – 25 % de la población total  de diversos países,  y se ha demostrado que la actividad sexual en los adolescentes va en aumento en todo el mundo a edades cada vez más tempranas, por lo tanto ha incrementado la incidencia de partos en mujeres menores de 20 años.

Una adolescente se comportará como corresponde al momento de la vida que esta transitando, sin madurar a etapas posteriores por el hecho de estar embarazada. Es una adolescente embarazada, no una “embarazada muy joven”.

embarazo-adolescentes2-reportemedico

El embarazo en la adolescencia ocurre en todos los estratos sociales, aunque no tienen las mismas características ni oportunidades. Los estratos medio y alto tienden a interrumpir el embarazo de  forma voluntaria, independientemente que el aborto sea permitido o no en su país. Esto expone a la adolescente a riesgos incalculables, incluso la muerte, cuando se realizan abortos clandestinos. En los estratos más bajos existe mayor tolerancia a la maternidad; es más frecuente que tengan el hijo. En algunos países debido a los altos índices de pobreza, entre más pronto una hija se embaracé y salga de su hogar, mejor para la familia porque tienen menos bocas que alimentar.

Desde el punto de vista de salud pública, debemos trabajar para reconocer factores que pueden disminuir la incidencia de embarazos en adolescentes. No existe culturalmente la disciplina  de llevar a la adolescente a una consulta ginecológica, la cual se recomienda debe realizarse a partir de los 13 años de edad  y antes de los 15 o  tan pronto inicie su actividad sexual.

Es muy común que las jóvenes estén mal informadas porque suelen asesorarse con otros adolescentes que carecen de conocimientos en esta área. Existen mitos respecto a la fertilidad y esterilidad, y desconocimiento de enfermedades de transmisión sexual. Algunas de las razones por las cuales las adolescentes comienzan a tener actividad sexual son: actitudes de rebeldía hacia los padres, bajo nivel educativo, familias disfuncionales (padres divorciados, carencias afectivas que la joven no sabe resolver,  abuso psicológico, físico o sexual) o el inicio de la primera regla a edad temprana. Esto último condiciona madurez reproductiva, más no bio-psico-social.  

El embarazo de la adolescente también trae problemas de salud. Se le considera de alto riesgo por las complicaciones inherentes a las que está asociado. Durante los primeros  tres meses son comunes  los  sangrados o abortos espontáneos hasta en un 28.2 %,  y embarazos fuera de la matriz en un 0.5%.

Durante el segundo y tercer trimestre de embarazo es frecuente encontrar:

a) Anemia principalmente en sectores de bajo nivel social y cultural.

b) Infecciones de vías urinarias hasta en un 23% de las embarazadas, es más frecuente en menores de 14 años.

c) Amenaza de parto pre término en un 11.5 %.

d) Hipertensión arterial gravídica o  aumento de la presión arterial ocasionada por el embarazo, que reportan de un 13 a un 20 % de las embarazadas. Las complicaciones varían en severidad e  incluso pueden causar la muerte de la adolescente.

e) Muerte del feto.

f) Parto pre termino hasta en un10% de las pacientes.

g) Retraso del crecimiento del feto en el útero por inmadurez biológica de la madre,  por malnutrición materna o por complicaciones de enfermedades que desarrolle la adolescente.

h) Presentaciones del feto anormales, como no acomodarse de cabeza para presentar un parto natural.

i) Desproporción céfalo-pélvica debido a que se embarazan antes de que la pelvis alcance su desarrollo y tamaño apropiado para poder parir sin problema, lo que incrementa el índice de cesáreas en las adolescentes.

j) Uso de fórceps,  métodos auxiliares para extraer al feto durante el nacimiento, hasta en un 18 – 20 % de los casos.

El recién nacido de la madre adolescente también puede presentar complicaciones como:

1. Bebés de bajo peso hasta en un 14%de los casos (menos de 2,500 gramos).

2.- Mayor porcentaje de hospitalizaciones después del nacimiento.

3.- Malformaciones fetales más frecuentes hasta un 20% en menores de 15 años comparado con un 4% en las de mayor edad.

4.- Muerte perinatal: hasta de un 40%en menores de 16 años y de un 31% en menores de 19 años.

El pronóstico de la madre adolescente está condicionado por factores físicos, sociales y psicológicos. Es frecuente el período inter genésico corto, es decir, vuelven a embarazarse a corto plazo, menos de 2 años en promedio.

5. Entre el  50-70 % de las adolescentes embarazadas abandonan sus estudios.

6. Un 50% no retomaran sus estudios, y si lo hacen, no completan su formación a niveles superiores.

7. Solo el 2% continuarán sus estudios a niveles universitarios.

8. Entre un 5-9% de los hijos de las adolescentes son abandonados al nacer.

9. El padre adolescente se deslinda de su responsabilidad, lo que genera mayor presión para la  madre. También suelen aislarse y abandonar sus estudios.

El embarazo NO MADURA A LA ADOLESCENTE, por lo que debemos asumir nuestra  responsabilidad como padres de informar a nuestros hijos acerca de los riesgos de las actividades sexuales y las enfermedades de transmisión sexual. La educación sexual involucra a padres, maestros, trabajadores sociales, personal de salud y médicos, entre otros

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD