spot_imgspot_img

Disfunción de la Articulación Temporomandibular: una condición poco diagnosticada

Por: Dra. Laura Fuxench, D.M.D.

Cirujano Dentista

La Articulación Temporomandibular (TMJ) es la articulación utilizada en el proceso de masticación y fonación. Aunque son dos, izquierda y derecha, localizadas a ambos lados de la cara, frente al oído, siempre nos referimos a ellas en singular porque funcionan en conjunto siendo parte del mismo hueso y afectándose mutuamente de ser una afectada. Esta es la articulación de mayor movimiento, fuerza y uso en el cuerpo.

La disfunción de la articulación Temporomandibular (TMD) es una condición real que afecta a un número significativo de la población. Su diagnóstico no es fácil ya que se confunde con otras condiciones como migraña, otitis media, problemas neurológicos e inclusive siquiátricas. Los síntomas frecuentes y asociados a esta son:

• dolor de cabeza
• dolor de oído
• dolor o cambios de vision en los ojos
• dolor, espasmos en el cuello
• adormecimiento de las extremidades y perdida de fuerza
• ruidos en el oído
• desbalance
• dolores articulares del torso a la cabeza
• dolores musculares del torso a la cabeza
• mareos

Estos síntomas son recurrentes y progresivos, convirtiéndose en cuadros crónicos que pueden limitar e inclusive llegar a incapacitar al paciente. Los signos más frecuentes son desplazamiento del TMJ, espasmos musculares, pérdida de fuerza, cambios de postura, debilidad y adormecimiento de extremidades superiores y hallazgos radiológicos; tales como perdida de espacio intra-articular y cambios degenerativos del TMJ.

Los cuadros de TMD pueden ser primarios, es decir no asociados a ninguna otra condición o secundarios a otras condiciones médicas tales como artritis, fibromialgia, neuropatías periferales entre otras. El diagnóstico va a depender de una exhaustiva evaluación del sistema masticatorio completo, evaluaciones en otras ramas de la medicina; como Reumatología, Neurología, Fisiatría y Psiquiatría. Algunos de los métodos de ayuda diagnóstica frecuentemente utilizados son: radiografías transcraniales, tomografía computadorizada y resonancia magnética. Estas ayudan en particular al diagnóstico del estado de la condición.

Debido a su similitud con otros cuadros clínicos, usualmente los pacientes con TMD padecen de la condición sin esta ser diagnosticada. El éxito del tratamiento va ha depender de un diagnóstico temprano y preciso, uso de aparatos ortopédicos orales y sobre todo soporte emocional al paciente de que dicha condición va a mejorar significativamente una vez diagnosticada y tratada.

La autora es doctora en medicina dental, miembro del Mid-America Orthodontic Society y la American Association for Funcional Orthodontics, con estudios postgraduados en Advance Orthodontics-TMJ Maxillofacial Orthopedics.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD