spot_imgspot_img

¡Valientes! Qué seamos más valientes es mi anhelo para el año que viene

Lcda. Evangelina Aronne Psicóloga
Lcda. Evangelina Aronne Psicóloga

Por: Evangelina Aronne

Psicológica – Social – Pedagógica

Es oportuno anticiparles este artículo, ya que tenemos más tiempo de ponerlo en práctica.

Si te parece interesante puedes difundirlo, comentarlo y compartirlo con tus amigos y familiares. ¡A N Í M A T E!

Valiente significa: que tiene valor o actúa con mucha determinación ante situaciones difíciles; esforzado, atrevido, que rema para adelante, audaz.

Las respuestas que obtengo cuando pregunto: ¿qué objetivos tienes para el próximo año? son: hacer cursos, comer mejor, hacer ejercicio, cambiar hábitos, hacer una dieta nueva ya que todavía no empecé la de este año, salir más al cine o al teatro.

¿Dónde está lo valiente? Si bien vale que nos esforcemos por ser cada día mejores, poner esfuerzo, voluntad, cuidarse por dentro y por fuera generalmente son acciones individuales. Muchas no se cumplen porque más que convicciones, son mandatos que consumimos sin meditar si realmente es un deseo propio.

valientes-reportemedico25

Mi anhelo es que además de estas metas nos propongamos “hacer  bien  a  los  demás”.

Con una mano en el corazón: ¿lo pensaste?

Con tantas crisis que hay en estos tiempos: ¿te preocupaste por otros?

Con nuestra actitud muchas tragedias pueden evitarse y si nos unimos podemos salir adelante.

Si nosotros mismos hablamos mal de nuestra familia, ciudad o país, ¿cómo pretendemos que nos vean afuera, en el exterior, quienes luego invierten aquí? Si nos tomamos las cosas a risa, no nos van a tomar en serio.

Mi deseo es que en nuestra agenda apretada entre fin de ciclo lectivo, comuniones, fiestas de egresados, balances en el trabajo y cenar con cuanta persona se nos cruce antes de fin de año como si fuera el fin del mundo, tengamos un lugar para nuestra creatividad y apostemos a un cambio de actitud.

Desafiémonos a dedicar tiempo, dinero o nuestros conocimientos a otros que lo necesiten más.

Comencemos a concretar una cadena de favores que parece tan utópica y tan ideal. Está más que comprobado que si destinamos un tiempo de nuestra semana a hacer el bien a otros, estamos generando una energía de luz y bondad que afecta en forma increíble nuestra vida predisponiéndonos a sentir alegría, plenitud y satisfacción. Las acciones de bondad atraen hacia nuestra vida bendiciones materiales, espirituales y afectivas.  

“Hacer el bien es redituable señoras y señores”.

Querer ser útil a alguien, brindar un servicio, desarrollar nuestros talentos, dejar de quejarnos, es más saludable que aspirar al tener y al poder.

Estamos en movimiento, siempre avanzando por el paso del tiempo y, si no desarrollamos esos talentos, dependemos del miedo, quedamos estancados en lo conocido.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD