spot_imgspot_img

El St. Jude Children’s Research Hospital anuncia la expansión estratégica más grande de su historia

Un plan de seis años para invertir $11.500 millones con el apoyo de donantes para acelerar la investigación y el tratamiento en todo el mundo.

/PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El St. Jude Children’s Research Hospital lanzó la mayor inversión estratégica en sus casi 60 años de historia, comprometiendo $11.500 millones durante los próximos seis años para avanzar en la investigación y el tratamiento para niños con enfermedades catastróficas a nivel mundial.

Conozca aquí el comunicado de prensa multicanal interactivo: https://www.multivu.com/players/Spanish/8743452-st-jude-strategic-expansion-pediatric-catastrophic-diseases/

El Plan estratégico del St. Jude de seis años, que fue aprobado en marzo de 2021 por el Consejo superior del St. Jude, se centra en la expansión de la atención al paciente y la investigación clínica y de laboratorio relacionadas con enfermedades pediátricas catastróficas, incluido el trabajo para tratar el cáncer, los trastornos sanguíneos, las enfermedades neurológicas y las enfermedades infecciosas. El plan prevé 1.400 puestos de trabajo adicionales; un gasto de $1.900 millones en construcciones, renovaciones y necesidades de capital; y el desarrollo de nuevas áreas de investigación. 

«El plan es ambicioso y sus objetivos son de gran alcance», dijo James R. Downing, doctor en medicina, presidente y director ejecutivo del St. Jude. «Estamos comprometiendo recursos sustanciales para ampliar los conocimientos científicos, aumentar las tasas de supervivencia, mejorar la calidad de vida y conectar a los investigadores de todo el mundo para encontrar curas y salvar a los niños con cáncer y otras enfermedades mortales». 

El esfuerzo se basa en el plan estratégico anterior del hospital de investigación, que en su momento fue la expansión más grande en la historia de la institución, con $7.000 millones en inversiones. En los últimos seis años, el St. Jude ha avanzado en la investigación fundamental, clínica y traslacional, entre sus muchos hitos. A nivel mundial, el acceso a una atención de calidad, que alguna vez fue un sueño para los niños en los países de bajos y medianos ingresos, está convirtiéndose en realidad a través de sus esfuerzos de extensión internacional reinventados que llegan a siete regiones del mundo. En el campus, el St. Jude aceptó casi un 20 % más de nuevos pacientes con cáncer, aumentó los facultativos en un 30 % y el personal en un 23 %, y se embarcó en varios proyectos de construcción a gran escala.

El nuevo plan continúa con este impulso al concentrarse en cinco áreas: ciencia fundamentalcáncer infantilenfermedades pediátricas catastróficasimpacto global y fuerza laboral y cultura en el lugar de trabajo. Los aspectos más destacados de estas áreas incluyen lo siguiente:

Desarrollo de una fuerza laboral para acelerar las curas para los niños
Según el plan, el St. Jude contratará a casi 70 nuevos miembros facultativos, además de personal de laboratorio de apoyo, para trabajar en investigación básica, traslacional y clínica en 22 departamentos. Estos investigadores tendrán la libertad de realizar el tipo de investigación impulsada conceptualmente que conduzca a los avances clínicos del mañana.

Inversión en la intersección entre la ciencia y la tecnología
Durante los próximos seis años, el St. Jude invertirá más de $250 millones para expandir la tecnología de punta y los recursos disponibles para científicos y médicos en su búsqueda por comprender por qué las enfermedades pediátricas catastróficas surgen, se propagan y se resisten a los tratamientos. Estas inversiones incluirán:

  • La creación de un centro de tomografía crioelectrónica para determinar la estructura atómica de las moléculas en sus estados nativos dentro de las células humanas.
  • El establecimiento de un centro de excelencia en microscopía avanzada para desarrollar la próxima generación de microscopios que exploren las células de formas previamente inimaginables.
  • La ampliación del personal de ciencia de datos y la infraestructura digital necesaria para convertirse en un líder mundial en la aplicación de la ciencia de datos al descubrimiento biológico en estados normales y patológicos.

Creación de un futuro mejor para los niños con cáncer
El St. Jude invertirá $3.700 millones durante los próximos seis años para expandir la investigación centrada en el cáncer y la atención clínica relacionada. Estos esfuerzos se centrarán en aumentar las tasas de supervivencia para los cánceres de mayor riesgo y para los niños con enfermedades recurrentes, al mismo tiempo que se mejorará la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer pediátrico. Las inversiones incluirán:

  • Acelerar las pruebas preclínicas y clínicas de agentes terapéuticos nuevos para que los agentes más prometedores puedan pasar rápidamente de la investigación clínica al estándar de atención.
  • Ampliar los ensayos colaborativos a gran escala para llegar a más pacientes con cáncer infantil en los EE. UU. y en todo el mundo.
  • Crear una nueva Iniciativa de inmunología e inmunoterapia traslacional (TI3): una colaboración interdepartamental centrada en ampliar el uso de la inmunoterapia del cáncer de base celular como tratamientos curativos para los tumores sólidos pediátricos y los tumores cerebrales.

Encontrar curas y salvar a niños en todas partes
En los EE. UU., más del 80 % de los niños diagnosticados con cáncer se curarán. En contraste, el 80 % de los niños con cáncer vive en países de recursos limitados, donde solo el 20 % sobrevive a la enfermedad. Para abordar esto, el St. Jude triplicará con creces su inversión en sus esfuerzos internacionales coordinados a través de St. Jude Global y la St. Jude Global Alliance durante los próximos seis años. Esto representa una inversión de más de $470 millones. Las iniciativas globales incluyen:

  • Expandir los programas educativos para capacitar a la fuerza laboral necesaria para tratar el cáncer infantil en todo el mundo, fortalecer los sistemas de atención de la salud necesarios para brindar esa atención y reforzar los programas regionales y globales para crear la infraestructura de investigación necesaria para mejorar continuamente la calidad de la atención en entornos con recursos limitados.
  • Crear siete centros operativos internacionales atendidos por los trabajadores del St. Jude para gestionar eficazmente la St. Jude Global Alliance, una red de más de 140 instituciones en más de 50 países.
  • Desarrollar un Programa Global de Acceso a Medicamentos para el Cáncer Pediátrico con un valor de millones de dólares, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, otras agencias de la ONU y organizaciones internacionales, para distribuir un suministro ininterrumpido de medicamentos contra el cáncer para el tratamiento del cáncer infantil en países de bajos y medianos ingresos.

Más allá del cáncer: Invertir en otras enfermedades pediátricas catastróficas
Según el plan, el St. Jude ampliará los programas de investigación y tratamiento para curar enfermedades catastróficas infantiles. La inversión de $1.100 millones a lo largo de seis años incluye trabajar en enfermedades no malignas como la anemia de células falciformes, un nuevo programa de investigación de laboratorio sobre enfermedades infecciosas que afectan a los niños de todo el mundo y un nuevo programa clínico y de investigación para comprender y tratar mejor las enfermedades neurológicas pediátricas.

Fomentar una cultura y un entorno que impulsen el progreso
El plan describe varias estrategias para garantizar que el St. Jude siga siendo un lugar donde florece el trabajo en equipo, prospera la colaboración interna y externa, y los empleados pueden marcar la diferencia en la vida de los niños. Estos incluyen:

  • Expandir el programa St. Jude Research Collaboratives para financiar de cinco a once equipos de científicos en todo el mundo a través de una inversión de más de $100 millones.
  • Enriquecer canales de investigación biomédica futuros para empleados potenciales mediante la creación de experiencias para estudiantes de secundaria y universitarios en ciencias.
  • Expandir el proceso del cielo es el límite del St. Jude, que solicita ideas revolucionarias relacionadas con la misión fuera del plan estratégico, por $180 millones.
  • Construir y respaldar los entornos de más alto nivel que ayuden a los empleados a avanzar en el trabajo de la institución para salvar vidas y ofrecer a los pacientes y sus familias un hogar lejos de casa.
    • Los $1.300 millones en nuevas construcciones y renovaciones incluirán la finalización de The Domino’s Village, una instalación de vivienda familiar con unidades de una, dos y tres habitaciones; Family Commons, un espacio de calidad de vida con servicios para familias de pacientes desde escolaridad hasta soporte técnico; y el Advanced Research Centery la construcción de edificios administrativos y de oficinas clínicas para pacientes ambulatorios, además de estacionamientos.

El plan de expansión de varias fases está impulsado casi en su totalidad por el aumento constante de las contribuciones de los donantes generadas por ALSAC, la organización de sensibilización y recaudación de fondos para el St. Jude.

«Estamos haciendo la mayor inversión financiera de nuestra historia, durante una pandemia, porque el público, nuestros donantes, ha demostrado su compromiso con nosotros», mencionó Richard C. Shadyac Jr., presidente y director ejecutivo de ALSAC. «Es una demostración increíble de lealtad y propósito, y el poder de las personas que se unen para ayudar a los más vulnerables de nuestra sociedad: los niños enfermos».

La recaudación de fondos privada realizada por ALSAC es el sustento de la organización porque la investigación del cáncer pediátrico generalmente recibe una parte desproporcionadamente baja de los dólares de investigación del gobierno. De los aproximadamente $6.000 millones distribuidos anualmente por el Instituto Nacional del Cáncer, solo un 4 % estimado se dirige a los cánceres pediátricos. Se estima que el 87 % de los fondos para mantener y hacer crecer a St. Jude durante los próximos seis años provendrá de donaciones públicas. El modelo del St. Jude es único en el sentido de que los pacientes nunca reciben una factura por el tratamiento, viaje, alojamiento o comida. Ese modelo fue creado por ALSAC y Danny Thomas, fundador del St. Jude, quien creía en la igualdad de acceso a la atención médica y en impulsar los avances de la investigación.

«A medida que avanzamos con este plan estratégico, nuestra misión: ‘lograr avances en las curas y medios de prevención de enfermedades catastróficas de la niñez, a través de la investigación y el desarrollo de tratamientos’, permanece a la vanguardia de todo lo que hacemos», expresó Downing. «La misión nos sirve como brújula y el plan nos sirve de guía para el viaje que tenemos por delante».

El St. Jude Children’s Research Hospital
El St. Jude Children’s Research Hospital lidera la forma en que el mundo comprende, trata y cura el cáncer infantil y otras enfermedades potencialmente mortales. Es el único Centro Oncológico Integral designado por el Instituto Nacional del Cáncer dedicado exclusivamente a los niños. Los tratamientos desarrollados en el St. Jude han ayudado a mejorar la tasa de supervivencia general al cáncer infantil del 20 % al 80 % desde que abrió el hospital hace más de 50 años. El St. Jude comparte libremente los avances que logra, y cada niño que se salva en el St. Jude significa que otros médicos y científicos de todo el mundo pueden usar ese conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias nunca reciben una factura del St. Jude por el tratamiento, los viajes, el alojamiento y la comida, porque la única preocupación que debe tener una familia es ayudar a que su hijo viva. Para obtener más información, visite stjude.org o siga a St. Jude en las redes sociales en @stjuderesearch.

FUENTE St. Jude Children’s Research Hospital

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD