spot_imgspot_img

La endometriosis y la relación de pareja

Dr. Luis E. Ramos Rodríguez

Por: Dr. Luis E. Ramos Rodríguez

Ginecólogo / Obstetra

La relación de pareja se puede ver afectada por cualquier afección de salud. Y en particular si las consecuencias mayores de esta condición son dolor pélvico e infertilidad, dos aspectos que definitivamente afectan la sexualidad y la relación de pareja. Este es el caso de la endometriosis, que afecta mujeres en la edad reproductiva. Es bien sabido que la condición consiste en la presencia de tejido endometrial (el tejido que produce la menstruación) fuera de la cavidad del útero. Pero el entendimiento de su causa, la relación entre los síntomas como el dolor y la severidad de la condición, y de esta con la infertilidad, no son aun de nuestro entero conocimiento. Este manto de incertidumbre crea a su vez un ambiente de tensión en la pareja. La endometriosis tiene una prevalencia de un 38% en las mujeres infértiles y de un 71 a 87% de las mujeres con historial de dolor crónico pélvico por lo que no podemos perder la perspectiva de su alta incidencia.

Como en toda relación de pareja hay dos cosas esenciales para un buen funcionamiento; la comunicación y la aceptación de nuestras diferencias. La comunicación no es solo entre la pareja, tiene que envolver al médico, ya que en muchas ocasiones al hombre se le hace difícil entender los cambios hormonales, dolores menstruales y muchos otros síntomas particulares de las mujeres. Es por esto que acompañar a su pareja a la visita del médico la hará sentir que se preocupa por su condición.

Típicamente la endometriosis se asocia con dolor pélvico durante la menstruación, algo que culturalmente es aceptado y muchas veces no se busca ayuda en sus etapas tempranas. El dolor puede llegar a ser persistente y sobre todo a agravarse con las relaciones sexuales y este dejar de ser placentero para la mujer. Este hecho puede mal interpretarse por el hombre como falta de amor. Es aquí donde entra la aceptación de las diferencias entre hombres y mujeres. Como menciona John Gray en su libro “Martes y Venus en el dormitorio” el propósito del hombre en la relación es dar apoyo a la mujer y recibir a cambio su amor, cuando comienza a fijarse solo en lo que recibe a cambio, se desvía de su objetivo y la mujer se cierra poco a poco. Entonces corresponde a los hombres convertir esta situación adversa en favor de la relación y corresponde a la mujer comunicar a su pareja las molestias que pueda experimentar en la menstruación, al tener relaciones e incluso su preocupación relacionada a la fertilidad. Desgraciadamente esta es una preocupación normal de todo ser humano que no se puede dilucidar hasta que no se intenta procrear.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD