spot_imgspot_img

¿Qué sabes de la “píldora del día siguiente”?

dra-van-pratt2-reportemedico
Dra. Cynthia Karina Van Pratt

Por: Dra. Cynthia Karina Van Pratt

Ginecóloga y Obstetra

La “píldora del día siguiente”, también conocida como “píldora de emergencia”, es un método que pueden utilizar las mujeres en los tres días siguientes a un coito (relación sexual) en el que no se haya utilizado ninguna protección. El fin es evitar un embarazo no planeado.

Es importante mencionar que no se trata de un abortivo, sino de un método de prevención primaria del embarazo. Su importancia radica en que representa una oportunidad para quien sabe que no ha planificado o ha planificado en forma incorrecta, y puede ser una herramienta para disminuir la incidencia de abortos provocados. El método consiste en dosis altas de hormonales por vía oral dentro de las 72 horas siguientes al coito. Existen diferentes esquemas de tratamientos por lo que puedes asesorarte con tú ginecólogo. Como todos los hormonales, tienen efectos secundarios: nausea, vómito, sangrado uterino anormal, dolor de cabeza, mareo, dolor mamario. La única contraindicación absoluta es que haya embarazo confirmado, porque no surtirá ningún efecto, además se estima que ni la embarazada ni el feto corren peligro si la mujer lo tomara inadvertidamente.

La mayoría de los métodos anticonceptivos son para uso antes de la relación sexual. El riesgo de embarazo después de una relación sexual sin protección varía. La probabilidad de embarazo para una mujer que haya tenido un solo coito sin protección alrededor de la ovulación está cerca del 7%, pero si tiene relaciones cada dos días durante la fase preovulatoria, la probabilidad de embarazo aumenta a un 33%. Con relaciones cada 15 días la probabilidad es de 15%.

La eficacia de un método rutinario de anticoncepción suele expresarse en función de 100 mujeres expuestas durante un período determinado de tiempo, por lo general de 12 meses de uso continuo. Esta forma de expresión no es aplicable para anticonceptivos hormonales postcoito destinados a una sola utilización en el curso de un ciclo menstrual. Si se utilizaran de forma rutinaria, la tasa de fracasos durante un año completo de uso sería más alta que la de los anticonceptivos hormonales regulares. Es importante decirte que la probabilidad de embarazo disminuye un 75% en los diferentes estudios realizados. Solo es recomendable no retrasar la administración del método por más de 72 horas.

El mecanismo de acción demostrado es la inhibición o retraso de la ovulación, probablemente por interferencia con la descarga de hormona. Si se instaura el tratamiento tardíamente, la falla para prevenir el embarazo es del 25% y demuestra que no actúa después de que se ha llevado a cabo la fertilización.

Las razones para utilizar este método pueden ser:

a) uso incorrecto del método anticonceptivo convencional, incluso ritmo y coito interrumpido
b) interrupción de la toma de anticonceptivos orales por más de 3 días seguidos
c) administración con retraso de un anticonceptivo inyectable
d) por olvido de uso
e) por accidente al romperse el condón o expulsión de DIU
f) por violación

Las adolescentes se consideran  usuarias de anticonceptivos expuestas a un riesgo elevado de embarazo, por tal motivo, es indispensable el proporcionar información y servicios en materia de anticoncepción hormonal postcoital para evitar riesgos de salud relacionados al embarazo no planeado.

Recuerda que este método de planificación familiar solo protege de una relación sexual durante un ciclo y que de ninguna manera te protege de enfermedades de transmisión sexual y que no se considera un método rutinario de protección.

Get in Touch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Escriba el código de la imagen *

spot_imgspot_img

Related Articles

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD